Quienes son amantes de las mascotas y en especial de los perros, llegan a crear una relación sentimental y familiar con este tan fuerte que les es difícil poder separarse de ellos. Ciertamente, poder viajar de paseo con el perro ya es de por sí, bien complicado. Muchos lugares no aceptan mascotas y conseguir alguien que quiera cuidarlos por algún tiempo es todavía más difícil. Sin embargo, la tendencia de ver a personas visitando playas con sus mascotas va en aumento y esto podría generar serios daños ambientales y problemas en la salud pública.

Principales Cuidados

Heces de perro en la playa

La multa por no recoger los desechos de su perro superan los 200 mil colones.

El primer factor de importancia a considerar cuando planeamos un paseo ya se a la playa, montaña o cualquier lugar en el campo, abierto o público, es qué tan educado está nuestro perro. El aspecto de una buena educación y adiestramiento del perro es vital para que este se puedan comportar y convivir con el resto de animales, mascotas y personas alrededor. El perro tiene que poder acatar las órdenes del dueño de manera inmediata. Si no tienes control sobre tu mascota, es mejor que ni siquiera consideres ir a una playa o la montaña.

Las playas y montañas son refugio de vida silvestre y en cualquier momento nuestro perro curioso querrá interactuar con otras especies y podría no solo herir algún animal silvestre o en peligro de extinción, sino que además el mismo perro podría salir herido. Lo mismo sucede con animales muy educados. Debemos partir del principio que no todo el mundo ama a las mascotas o a los perros en específico. Muchos prefieren a los peces en pecera o incluso han vivido experiencias traumáticas con canes. Al ver un perro suelto, rondando con libertad entre los paños, buscando cariño y atención, husmeando sus pertenencias, olfateándoles los pies o peor aún haciendo una “gracia” al lado del campamento, no solo es muy molesto, sino que es una grave falta de educación por parte del dueño del animal.

Además, hay que tener muy presente, que la gran mayoría de nuestras montañas y playas están dentro, son parte o colindan con un Parque Nacional. Zonas de gran importancia y fragilidad ambiental. Por lo tanto, no deberíamos estar llevando mascotas que podrían interactuar y perjudicar a otras especies silvestres. Incluso, si la zona de visita no se encuentra en una zona protegida, básicamente todas las costas y montañas del país, poseen gran riqueza y diversidad, siendo la mayoría importantes corredores biológicos. Alterar estos espacios, podría generar daños irreversibles a futuro.

Por lo tanto, si planeas visitar una playa o la montaña con el perro, durante estas vacaciones de medio año, es vital que este esté bien educado y que tengas un buen control sobre. Es necesario estar atento a la mascota en todo momento y estar preparado con bolsitas para recoger y desechar correctamente de sus excrementos. No solo es nuestra responsabilidad, sino que además ya está penalizado por ley. A parte de que dejar sus heces tiradas podría generar graves daños ambientales.

Contaminates en la playa

Las heces de los perros sin recoger generan serios peligros de salud pública.

Un Problema de Salud Pública

A pesar que desde el 2017, quedó en firme la pena del cobro de una multa de más de 200 mil colones, a todos los dueños de mascotas que caminen con ella en vía pública y no recojan los excrementos que el perro haga durante su recorrido, es muy común ver a dueños despreocupados paseando con sus mascotas sin importar lo que esta haga. Según un estudio realizado por la Universidad Nacional de Costa Rica, las heces de los perros tienen parásitos que si no se recogen pronto y al entrar en acción con la arena, el sol y la lluvia, se transforman en formas infectantes. Algunos dueños optan por enterrar las heces, creyendo que ya no generan más peligro, sin embargo, las personas y más que nada los niños pequeños, se sientan en la arena, juegan con esta, cavan pozos y se entierran en ella, pasando constantemente manos, cara y otras parte del cuerpo expuestas, representando un grave peligro.

Estos parásitos pueden provocar diferentes afectaciones al estómago e intestinos, pero una de las más graves es en los ojos. El parásito Toxacara canis, incluso puede llevar a la pérdida total de la visión del ojo que infecta. También pueden generar alteraciones en especies y ecosistemas, si otras especies consumen o entran en contacto con las heces contaminadas.

Recuerde que es su responsabilidad mantener su perro desparasitado y saludable en todo momento. Y si planea visitar playas o montañas en estas vacaciones con su mascota, recuerde que tiene una responsabilidad adicional y debe estar monitoreada y controlada en todo momento. !Felices vacaciones!