Hoy es un día para celebrar la conservación y biodiversidad de nuestro país, pues hace 40 años durante el gobierno del expresidente Rodrigo Carazo y por medio de un decreto ejecutivo, se declaró a la Isla del Coco Parque Nacional de Costa Rica.

Este exuberante paraíso natural alberga según el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) en sus 2400 hectáreas de territorio: 2235 especies de plantas, 400 especies de insectos, 5 de reptiles y 3 de tortugas marinas; así como 100 especies de aves, de las cuales 13 son residentes y 3 endémicas o nativas de la región en peligro de extinción. Además de, 50 artrópodos identificados, de los cuales 7 son endémicos.

En sus aguas marinas coexisten 57 tipos de crustáceos, 600 de moluscos marinos y 250 especies de peces. También se proliferan tiburones de aleta blanca, tiburones martillo, atún aleta amarilla, peces loro, mantas y jureles.

La Isla del Coco, emerge a unos 532 kilómetros de la costa Costarricense, en el Océano Pacífico. Esta prominencia geográfica surge como consecuencia de la actividad volcánica de la Placa Tectónica de Cocos.

De acuerdo con el historiador costarricense, Raúl Arias, la Isla del Coco forma parte de una cadena montañosa submarina. “Poco a poco se ha ido moviendo, y ha ido emergiendo, cada día, aunque no se perciba está subiendo”, acotó Arias.

SUS ORÍGENES Y 492 AÑOS DE HISTORIA.  La isla fue descubierta en 1526 por el español Juan Cabezas, durante una expedición que salió de Panamá con rumbo a Perú. Sin embargo, no despertó el interés de los españoles.

“Ellos siguieron su ruta y no le dieron importancia porque estaba desierta y no tenía yacimientos de valor”, explicó Arias.

El desalojo de la Isla fue aprovechado por los piratas ingleses, quiénes la tomaron como refugio y base de operaciones por cerca de 200 años para asaltar las embarcaciones que pasaban por el Pacífico.  

Existen teorías e informes que indican que varios tesoros fueron enterrados en la Isla. Incluso se han realizado más de 300 expediciones nacionales e internacionales para encontrarlos.

“Hay pruebas de al menos tres tesoros, el más famoso es el Tesoro de Lima, pero nadie los ha encontrado. El canadiense Jhon Keating es el único que ha logrado sacar una parte”, mencionó el historiador.

TESORO AMBIENTAL TICO. En 1869 el presidente de Costa Rica, Jesús Jiménez Zamora, reclamó la isla como parte del territorio nacional. De acuerdo con Raúl Arias, el 15 de setiembre de ese año, se izó por primera vez la bandera de Costa Rica en la Isla del Coco.

El 22 de junio de 1978, y gracias al Decreto Ejecutivo No. 8748-A, la Isla del Coco es constituida como Parque Nacional y posteriormente fue denominada núcleo del Área de Conservación Marina.

La UNESCO colocó la etiqueta de Patrimonio Natural de la Humanidad en 1997, y en 2002 el Gobierno de Costa Rica la declaró Patrimonio Histórico Arquitectónico.

En el 2008 la belleza escénica y la riqueza natural, posicionaron a la Isla del Coco como candidata a las “Siete maravillas naturales del Mundo”.

Cubierta por un denso bosque, la Isla del Coco goza de una vegetación exuberante: 235 especies de plantas y 90 especies de hongos. El territorio constituye un humedal marino costero que resguarda gran diversidad de especies. Con una extensión de 2.400 hectáreas (terrestre) y 97.235 (marítima), es decir unos 23.85 kilómetros cuadrados que nos añade y posiciona a Costa Rica en el mapa mundial como un país con una maravilla natural inigualable. 

“Costa Rica nunca supo qué hacer con la isla, siempre fue tierra de nadie hasta que en 1978 es declarada Parque Nacional” Raúl Arias, historiador.

Costa Rica siempre se ha caracterizado por ser líder en protección ambiental,  sin embargo, en materia de protección de áreas marinas nos falta camino por recorrer.

En setiembre del 2016, el ex-presidente Luis Guillermo Solís, se comprometió a ampliar a 4,000 millas2 la protección absoluta alrededor del Parque Nacional Isla del Coco. Sin embargo, a pesar de las pruebas científicas que justificaban la solicitud, la ansiada ampliación y protección no ha llegado.

Hoy, en el aniversario del Parque Nacional Isla del Coco, lo motivamos a apoyar y firmar la petición para que juntos protejamos nuestro gran tesoro mundial . ¡Este es el momento de darle un merecido regalo al Parque Nacional Isla del Coco! FIRMAR  PETICIÓN 

Fundación OneSea y la Asociación CREMA.