El planeta constantemente nos está recordando el frágil y delicado estado en el que se encuentra. Sin embargo, parece que sus gritos de auxilio son en vano ya que no detenemos la incesante contaminación del medio ambiente. Para nadie es secreto los severos daños que están generando las millones de toneladas de plástico que flotan en nuestros océanos. Aún así, se estima que desde 1950 cuando inició la producción masiva de materiales sintéticos, la humanidad ha producido unos 8 mil trecientos millones de toneladas métricas de plástico y la mayoría de estos terminará eventualmente en el mar.

Según el centro de investigación alemana, Helmholtz-Center for Environmental Research, ubicado en Leipzig, tan sólo el 9 por ciento de ese material producido fue reciclado, el 12 por ciento fue incinerado y el 79 por ciento se acumula en vertederos o en el medio ambiente, generando una severa huella ambiental que se está volviendo casi imposible de borrar.

Christian Schmidt, un hidrogeólogo de dicho centro, explicó que según un estudio que realizaron en al menos 79 lugares distintos del mundo, tomando muestras a lo largo de 57 ríos, pudieron determinar de dónde proviene la mayor cantidad de contaminantes plásticos que llegan a los océanos, obteniendo datos muy reveladores.

El estudio se basó en el análisis tanto de partículas microplásticas de menos de 5 mm, así como macroplástico por encima de este tamaño y pudieron determinar que la mayoría de las principales fuentes de contaminación se encuentran en Asia y tan solo 10 ríos en el mundo aportan el 95% de los desechos plásticos que llegan al mar. Según el Helmholtz-Center for Environmental Research, los 10 ríos qué más plástico transportan a los océanos son:

Manejo de desechos

10 ríos aportan el 95% de los plásticos que llegan al mar.

  1. El Yangtze
  2. Río Indo
  3. Río Amarillo
  4. Río Hai
  5. Río Nilo
  6. Río Ganges
  7. Río de las Perlas
  8. Río Amur
  9. Río Níger
  10. Río Mekong

La mayoría de estos se caracteriza por una alta población y un muy mal manejo de sus residuos sólidos. Por ejemplo el Río Yangtze. Este es el tercer río más largo del mundo, atravesando China por casi 4 mil kilómetros y tiene una población de más de 500 millones de personas. Solo este río aporta unos 329 millones de kilogramos de plástico al mar cada año.

Según manifiestan los expertos, si se intervinieran estos 10 ríos de forma integral y contundente podría reducir hasta en más de la mitad esta contaminación. Sin embargo, ya el mundo ha evidenciado como ni tan siquiera los esfuerzos globales de diferentes países unidos, han servido para detener el calentamiento global. Es por esto que todos tenemos que ser parte del cambio. Así que además de tratar y reciclar el plástico y otros residuos caseros, lo importante es disminuir el consumo y su producción, busquemos alternativas a los productos de uso diario y seamos cada día más concientes.