Recientemente en OneSea.org, nos unimos a la preocupación que han manifestado distintas agrupaciones y funcionarios públicos, sobre la intención del Estado Costarricense, de aprobar algunas propuestas que generaría un peligroso cambio en nuestra legislación. Se trata de tres borradores de decreto que ya superaron la etapa de consulta pública y estaría abriendo las puertas del país a desechos y residuos altamente nocivos para el planeta y la salud pública.

La iniciativa impulsada por el Ministerio de Salud, estaría derogando la Ley 8839 de Gestión Integral de Residuos (del 16 de noviembre de 2011), la cual en su artículo 34, establece la prohibición de importación y el movimiento transfronterizo de residuos peligrosos, radioactivos y bioinfecciosos y que por sus características tóxicas, explosivas entre muchas otras, puedan causar daño a la salud y al ambiente. Por ejemplo mercurio, selenio, plomo, entre otras.

Más de 31 millones de kilos importados en el 2017

Residuos peligroso en el agua

Los residuos peligrosos no tratados contaminan las aguas de ríos, mares y mantos acuíferos.

A pesar de que el Ministerio de Salud justificará la necesidad de permitir la importación de dichos residuos, para cumplir algunos de los requisitos exigidos a Costa Rica, para que este pueda llegar a formar parte del grupo de países ricos de OCDE, tal pareciera que esta iniciativa podría estar respondiendo a los intereses de otros particulares. Ya que según han denunciado algunos grupos ambientalistas como la Federación Conservacionista Costarricense (FECON), solo en el 2017, el país había importado de manera ilegal más de 31 millones de kilogramos de residuos peligrosos.
De acuerdo con el último informe del Sistema de Gestión de Residuos Peligrosos de 2017, la institución registró un total de 31.971.645 kilogramos de residuos peligrosos en el país, los cuales fueron utilizados como combustible alterno, recuperación de disolventes, recuperación de sustancias orgánicas, neutralización ácido o base, regeneración de aceite usado y recuperación de plomo y siendo Guanacaste la provincia que más residuos importó, representando el 55% del total de los desechos recibidos ese año.

Los 5 residuos peligrosos más frecuentes en el país

Según el informe del Sistema de Gestión de Residuos Peligrosos de 2017, durante ese año, se registraron 41 gestores, 641 generadores y 34 empresas transportistas de residuos peligrosos. Evidenciando que ya existe un fuerte mercado y una dinámica bien establecida de oferta y demanda de estos desperdicios tóxicos.
Entre los 5 residuos peligrosos que más se importaron en Costa Rica están:

  1. Aceites lubricantes usados
  2. Pinturas, solventes, lodos, limpiadores y residuos provenientes de las operaciones de recubrimiento, pintado y limpieza.
  3. Aceites combustibles contaminados (incluyendo aceite diésel)
  4. Masas filtrantes y de absorción usadas con impurezas nocivas
  5. Lodos de tratamiento de aguas residuales industriales con impurezas masivas.

Recordemos que nuestra responsabilidad como costarricenses y amantes de la naturaleza va más allá de reducir al máximo nuestra propia huella ambiental. Ciertamente, es el principio, pero tenemos que ir más allá y empoderarnos de estos temas transcendentales para el futuro no solo de Costa Rica, sino que además afecta a todo el planeta. Únase a OneSea hoy y sea parte del cambio.