Durante el 2016, la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera aumentó a una velocidad récord. Según expertos nunca se había visto una concentración tan alta de CO2 en la atmósfera en un solo año, siendo este el nivel más alto en 800 mil años.

La Organización Mundial Meteorológica, dio a conocer la última semana de octubre del 2017, en su boletín sobre Gases de Efecto Invernadero, que los bruscos cambios observados en la atmósfera en los últimos 70 años no tienen precedentes. Un fenómeno con el potencial de iniciar cambios inimaginables en los sistemas climáticos, con graves perturbaciones ecológicas y económicas.

El informe presentado por la OMM en la sede de la ONU en Ginebra, indica que el promedio de la concentración de CO2 alcanzó 403.3 partes por millón en el 2016, cuando en el 2015, los niveles eran de 400 ppm. Según explica el informe, el rápido incremento en los niveles de CO2, responde a una combinación de actividades humanas con un intenso episodio de El Niño.

Además agrega que el crecimiento demográfico, prácticas agrícolas más intensivas, un mayor uso de la tierra, el aumento de la deforestación, la industrialización y el consiguiente uso de energía procedente de fuentes fósiles, ha incrementado la concentración de CO2 en un 145% más desde 1750, -el periodo preindustrial.

Los huracanes regeneran los ecosistemas

Calentamiento global aumenta el nivel de los mares

Entendiendo los Gases de Efecto Invernadero

La emisión de gases, se entiende como la cantidad de gas que va a la atmósfera y por concentración, a la cantidad que queda en la atmósfera después de las complejas interacciones que tienen lugar entre la atmósfera, la biosfera, la criosfera y los océanos. Aproximadamente un cuarto de las emisiones totales de CO2 son absorbidas por el océano y el otro cuarto por la biosfera, reduciéndose de ese modo la cantidad de ese gas en la atmósfera.

Las altas concentraciones de estos gases, como el CO2, el Metano y Óxido nitroso están asociados al aumento de las temperaturas del mar, que a al vez se cree son responsables de desencadenar sequías en regiones tropicales, así como huracanes e incendios forestales en otras zonas.

Contra el Tiempo por Salvar al Planeta

El Secretario General de la OMM, Petteri Taalas, explica que el CO2 permanece en la atmósfera durante cientos de años y aún más en los océanos, por lo tanto si no reducimos rápidamente las emisiones de CO2 y de otros gases de efecto invernadero, nos veremos abocados a un peligroso aumento de la temperatura y a un clima más extremo, convirtiéndose en un planeta sumamente inhóspito hacia finales de este siglo.

Talas, enfatizó en la necesidad de que los gobiernos cumplan con las promesas que hicieron en París en el 2015 y tomen medidas para reducir el calentamiento global. Por nuestra parte nosotros como costarricenses también tenemos que ser muy exigentes para que se cumplan todos los acuerdos internacionales que el país ha asumido y las políticas propias, que se han gestado en pro de la protección ambiental, como el eliminación del plástico de uso diario y convertirnos en el primer país carbono neutral en el 2021.