OneSea.org y Océano Defensores, organizan campaña de limpieza en Guacalillo el sábado 27 de octubre.

Según reiteradamente nos recuerda la Organización de las Naciones Unidas, para el 2050 existirán cerca de 12 mil millones de toneladas de desechos plásticos repartidos en vertederos y en los océanos. Incluso advierten que para entonces habrá más plásticos que peces en el mar.

Se estima que en el mundo se compran un millón de botellas de agua por minuto y unos cinco billones de bolsas plásticas son utilizadas al año. Casi el 70% de estos desechos terminan en el medio ambiente o vertederos y más de 13 millones llegan al mar cada año. El Caribe y el Pacífico centroamericano son los mares que acumulan la mayor cantidad de basura de todo el continente, en su gran mayoría plásticos y microperlas usadas en productos cosméticos.

Países como Uruguay, Panamá y Costa Rica, están liderando la lucha contra la contaminación por plástico en los mares, implementando leyes y estrategias en la gestión de residuos. Irónicamente, según el informe del Estado de la Nación, Costa Rica posee la cuenca más contaminada de toda Centroamérica.

Residuos de la mitad de los ticos llegan a la cuenca del Tárcoles

Basura flotante en océanos

El Caribe y Pacífico Centroamericanos, son de las áreas más contaminadas a nivel mundial.

A pesar de los esfuerzos que ha hecho Costa Rica en materia de manejo de residuos sólidos y la eliminación del plástico de un solo uso, la industria del plástico sigue siendo la tercera más fuerte de Costa Rica y somos el mayor importador de este contaminante en toda Centroamérica. Según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), por día, Costa Rica desecha cerca de 550 toneladas de plástico de las cuales al menos el 80% llega a nuestros mares.

El Río Grande de Tárcoles nace en la cordillera volcánica central y se extiende por unos 111 kilómetros. Este cruza el Gran Área Metropolitano, por unos 2.1 kilómetros, acumulando prácticamente todos los residuos de básicamente la mitad de la población costarricense. Su impacto directo lo sufren las playas de su desembocadura como Playa Azul, Tárcoles y Guacalillo. Siendo esta última una de las más contaminadas en Costa Rica.

Al rescate de Playa Guacalillo

La amenaza de los daños ambientales y problemas de salud que se generan por la alta contaminación en esta zona no solo es un problema para las 200 familias que residen en Playa Guacalillo. Los peligros de la degradación de nuestros ecosistemas los sufrimos todos los habitantes de la tierra por igual y es responsabilidad de todos reducir la huella ambiental y esforzarnos por protegerla.

Océano Defensores

Únete a OneSea.org y se parte de la lucha por nuestros Océanos.

Es por esto que OneSea.org, en conjunto con Océano Defensores, realizaran este sábado 22 de setiembre, una campaña de limpieza y recolección de residuos sólidos en Playa Guacalillo. Y así colaborar con el rescate de nuestro planeta y con las familias de esta zona quienes en su mayoría se dedican a la recolección y reciclaje de desechos sólidos.
El año pasado un grupo de unos 450 voluntarios entre ONG’s e Instituciones del Estado, recolectaron más de 2.400 kilos de residuos sólidos en Guacalillo, de los cuales al menos un 30% eran residuos valorizables y el 70% restante basura que fue trasladada a un relleno Municipal de Garabito.

La campaña para el sábado 27 de octubre, del 2018, liderada por Océano Defensores y OneSea.org, saldrá del Teatro Nacional en San José, el mismo sábado 27, a las 7:30 de la mañana. Y la recolección de residuos se mantendrá durante unas 3 horas, de 9 de la mañana hasta el medio día. Todos los interesados en formar parte de esta lucha por un planeta y océanos más limpios están cordialmente invitados. Recuerden llevar bloqueador solar, protección para la cabeza como una gorra o sombrero y muchas pero muchas ganas de ayudar.

Contacte a OneSea.org y sea parte de Océanos Defensores. Únase a la lucha por un medio ambiente más sano para todos y acompáñenos este sábado 22 en la campaña de limpieza y recolección de residuos en Playa Guacalillo.