Las ciudades del mundo ocupan el 2% de la superficie terrestre y son habitadas por el 54% de la población mundial. Según ONU Ambiente, las ciudades del mundo son responsables del 60% de las emisiones de dióxido de carbono. En Costa Rica, en los últimos 20 años la población ha aumentado en un 47% y la mayoría se concentra en la Gran Área Metropolitana, representando el 65,1% de la población nacional.

Según informes del Instituto Meteorológico Nacional y Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), este rápido crecimiento de la población presiona fuertemente a los recursos naturales, además de ser uno de los principales causantes en las emisiones de gases de efecto invernadero. Por esta razón el Estado Costarricense viene impulsado su Programa País de Carbono Neutralidad 2.0, con el cuál se pretender convertirse en la primera nación carbono neutral para el 2021.

Las primeras ciudades costarricenses hacia las descarbonización

Costa Rica descarbonización

La industria juega un papel vital la carbono neutralidad.

Entre los pasos más significativos que ha dado Costa Rica en su camino hacia la descarbonización, está el lanzamiento del Sistema Nacional de Métrica de Cambio Climático. Esta herramienta tiene como objetivo facilitar la recopilación, monitoreo y reporte de datos relacionados con el cambio climático tanto a nivel nacional, como territorial, sectorial y de acciones climáticas. De esta forma, se puede monitorear y analizar los resultados de las diversas acciones que lleva el país en su meta de ser la primera nación carbono neutral.

Desde setiembre del 2017, las municipalidades empezaron a participar directamente en el programa, gracias a la nueva categoría “Cantonal”. Diez meses después 6 municipalidades ya han generado un inventario sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) con el fin de impulsar acciones y políticas para la mitigación y contribuir con el fortalecimiento del Sistema de Métrica de Cambio Climático (SINAMECC).

Según dio a conocer el Minae, los 6 municipios son Belén, en la provincia de Heredia (centro); Desamparados y San José, en la provincia de San José (centro); La Unión, provincia de Cartago (centro), así como Golfito (Pacífico sur) y Monteverde (Pacífico central), en la provincia de Puntarenas.

Estos municipios tienen como objetivo avanzar hacia la conversión en ciudades amigables para los peatones, que integren mejoras en la gestión de estacionamientos y la promoción de vehículos compartidos, así como realizar programas de recolección de residuos. Además, lograr establecer plantas municipales para la separación y valorización de residuos y tratamiento de residuos biológicos, programas de apoyo al sector industrial para el uso eficiente de energía en refrigeración y climatización, promoción de corredores biológicos interurbanos, e iniciativas para evitar el desperdicio de alimentos.

Elaboración de inventarios y sus resultados

Manejo de residuos sólidos

Un sistema de manejo de residuos eficiente es vital en la carbono neutralidad.

La metodología para la medición, reporte y verificación de las emisiones, reducciones, remociones y compensaciones de GEI a nivel cantonal para Costa Rica, es el resultado de esfuerzos de entidades del Estado como el Minae y la Dirección de Cambio Climático, así como la cooperación de diversas organizaciones como la Fundación Crusa y Agencia de Cooperación Alemana para el Desarrollo, entre otras.

Con base en este y después de un proceso de 6 meses, cada municipalidad participante estableció una comisión con actores clave de los sectores de energía, transporte, residuos, agricultura, procesos industriales y uso de productos. Luego, definieron las fuentes de emisiones de cada sector, diseñaron las metodologías para recopilar la información por fuente de emisión y calcularon las emisiones de GEI. Como último paso, diseñaron y planificaron acciones para reducir las emisiones en los sectores prioritarios del cantón.

Los resultados arrojaron datos muy interesantes y diversos, por ejemplo, inventarios en los municipios de San José, Desamparados y La Unión señalan que más de la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero son generadas por el sector transporte, mientras en Belén la mayor fuente de emisiones es la energía estacionaria, la cual es producida por el uso de productos y equipos contaminantes. En Desamparados y Golfito el sector de residuos es su principal fuente de emisiones y en Monteverde el sector transporte, el sector ganadero y el uso de fertilizantes en el sector agrícola tienen el mismo peso.

Esto evidencia la importante labor que tienen los gobiernos locales en la lucha por reducir la huella ambiental y alcanzar la meta de la carbono neutralidad. Además, es un claro ejemplo de cómo cada sector regional del país tiene problemas distintos que tienen que ser abordados por separado para alcanzar un mismo objetivo. Nosotros como ciudadanos también tenemos gran responsabilidad de reducir nuestra huella ambiental a nivel personal, así como colaborar y ser exigente con la municipalidad de nuestro cantón en sus proyectos ambientales y de desarrollo sostenible. Si desea saber más sobre la lucha contra el calentamiento global y la protección de nuestro planeta únase a OneSea hoy y sea parte del cambio.