fbpx

Nuevo gobierno proyecta un panorama no tan verde para Costa Rica

Oneblog

OneBlog, Fundación OneSea, Costa Rica

Finaliza un periodo e inicia un nuevo gobierno lleno de retos en materia ambiental. Aunque las luchas por la protección de nuestros bosques, mares y medio ambiente en general no hayan cambiado, es posible que las estrategias y enfoques se vean forzados a adaptarse al momento y al nuevo gobierno. Tenemos que estar muy atentos a todas las señales que se envían en materia ambiental y no aflojar en ninguna línea.

Hacemos un pequeño repaso por algunos de los temas que parecieran ser más relevantes para el nuevo gobierno en materia ambiental y su posición de cara al abordaje que les estarían dando.

Minería, exploración y explotación petrolera

La minería en Costa Rica no ha sido un tema sensillo, si bien se avanzó regularizando la minería de oro artesanal en Abangares, la minería ilegal se incrementó en los últimos años. Además, este gobierno hereda el complejo tema de Crucitas que sigue sin resolverse.

Habrá que ver qué estrategias planea aplicar el gobierno ya que según manifestó a lo largo de su campaña el nuevo Presidente Rodrigo Chávez y ha confirmado en varias entrevistas a medios nacionales el nuevo Ministro de Ambiente, Franz Tattenbach, el “uso sostenible” de los recursos naturales es la línea que se pretende seguir en este gobierno.

Además de la minería está en revisión la exploración y explotación de hidrocarburos como petróleo y gas natural. El Ministro Tattenbach, ha expresado restarle posibilidades al petróleo por ser poco popular en el país y el mundo, pero sí le ve futuro al gas natural.

 

Uso de agroquímicos

Internacionalmente Costa Rica se dio a conocer como uno de los mayores consumidores de agroquímicos en el mundo. Según había informado en el 2011 el World Resources Institute y La FAO, nos perfilábamos en ese momento como el número 1. Para el 2014 el Estado de la Nación, reveló que la proporción de fincas que emplea fertilizantes pasó de 12,5% en 1973 a 82,1% en ese año.

El problema es que el excesivo y mal uso de estos productos está contaminado el agua, los suelos y por ende afectando nuestra salud. Según el Estado de La Nación ya en el 2001 la contaminación del agua no era por residuos fecales sino por la recurrente presencia de residuos químicos usados en la agricultura.

Recientemente, en mayo del 2022 se dio a conocer que en la ASADA en Cipréses de Oreamuno, Cartago, en la que se detectó la presencia de sustancias tóxicas provenientes de agroquímicos utilizados en zanahoria, pápa y culantros, con niveles muy por encima de los límites permitidos, afectando a unas casi 50 mil personas.

Según el último estudio fitosanitario nacional, al menos el 23% de los vegetales producidos en el territorio nacional están incumplinedo los límites de plagacidas permitidos.  Sin embargo, parece que para este nuevo Gobierno el tema de los agroquímicos no es preocupante ya que entre sus primeros decretos firmados existe uno para la “homologación de agroquímicos”, los cuales aseguran son moléculas modernas que sustituirían a los agroquícos ya utilizados.


La ambigua posición del gobierno

Si bien el nuevo Ministro de Ambiente, Franz Tattenbach manifestó la importancia de fortalecer y mantener la imagen verde de Costa Rica a nivel internacional y por lo tanto el gobierno le daría importancia a temas como la adaptación al cambio climático y seguimiento al plan descarbonización, envían otro mensaje al firmar este tipo de decretos y manifestar un bajo interés en potenciar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la ONU, los cuales entre otras cosas buscan erradicar la pobreza, el hambre, protección al agua y la vida submarina. O su rechazo en ratificar el Acuerdo Escazú, al considerarlo no beneficioso para reactivación económica del país. 

El Acuerdo Escazú, lleva su nombre tras haber sido firmado en el 2018 en Escazú, Costa Rica, convirtiéndose en el primer pacto ambiental de Latinoamérica en contener medidas específicas para proteger los derechos humanos de los defensores del medio ambiente, impulsando además el acceso a la información, la participación pública en la toma de decisones y el acceso a la justicia en asuntos ambientales.

De los 24 países que lo firmaron solo la mitad lo han ratificado, irónicamente, Costa Rica no es uno de ellos. Es por eso que como defensores de los océanos y el medio ambiente, desde OneSea los instamos a no bajar la guardia y seguir vigilantes de los movientos que el Estado y las instituciones llamadas a velar por los intereses del medio ambiente realicen en el cumplimiento de su trabajo.

Los retos del gobierno en materia ambiental son muchos y el nuestro es no bajar la guardia y seguir trabajando para que entre todos logremos un país más verde y azúl.


¡Suscríbete a OneBlog! ¡Noticias, información, educación y más!

es_CRSpanish