Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2017

Con la intención de construir una gran coalición que actúe de manera decisiva y coordinada entre los gobiernos en todos los niveles, la sociedad civil, el sector privado y todos los ciudadanos del mundo y así hacer frente al calentamiento global y poner al planeta en una trayectoria de desarrollo más seguro y próspero, se han reunido al menos 20 jefes de Estado y figuras destacadas en diversos campos, en el COP23 (La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático 2017), celebrada del 6 al 17 de noviembre en la ciudad alemana de Bonn.

Según explica el Ministro de ambiente de Costa Rica y actual presidente de la Asamblea Ambiental de la ONU, Edgar Gutiérrez Espeleta, la COP23 más que una conferencia es un taller de planes de trabajo que busca impulsar las metas y avanzar con las directrices que permitan lograr la implementación de los objetivos pactados en el histórico Acuerdo de París de 2015.

En el COP23, se discutirán las contribuciones de cada país acordadas en París, y se valorarán las necesidades de corregir el rumbo de las naciones participantes, así como elaborar un plan para la rendición de cuentas de cada país una vez implementadas las medidas a partir de 2020. Según la octava edición del informe sobre la disparidad en las emisiones, publicado en octubre del 2017, considera que los compromisos nacionales solo alcanzarían un tercio de la reducción de las emisiones requerida en 2030 para cumplir con los objetivos climáticos establecidos en el Acuerdo de París de 2015, por lo que hacen un llamado urgente en la necesidad de actuar a corto plazo y con una mayor ambición a largo plazo si se quieren alcanzar los objetivos planteados.

El cambio climático amenaza nuestros océanos

El cambio climático amenaza nuestros océanos

El Acuerdo de París adoptado a nivel mundial hace dos años, se basa en planes nacionales de acción climática conocidos como Contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés), con el objetivo de mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados y que no se superen los 1,5 grados. Sin embargo, como lo indica el informe, las temperaturas ya han aumentado alrededor de un grado centígrado en relación a la época preindustrial. A este ritmo el mundo se encamina a un aumento de 3 grados centígrados, o quizá más. Esto podría provocar la pérdida de la capa de hielo de Groenlandia, mayores aumentos del nivel del mar, daños severos en importantes sistemas naturales, como el Amazonas y riesgos para la previsibilidad de los sistemas de circulación oceánica.

Incertidumbre para Alcanzar los Objetivos del Acuerdo de París

A pesar del gran interés que ha mostrado el planeta con la participación de más de 20 jefes de Estado como el presidente de Francia, Emmanuel Macron, numerosos jefes de gobierno como la canciller alemana, Angela Merkel, figuras destacadas y reconocidas como Arnold Schwarzenegger; el gobernador de California, Jerry Brown; el enviado especial de la ONU, Michael Bloomberg y el astronauta Thomas Pesquet; surge una gran incertidumbre tras la ausencia de los EEUU, segundo principal emisor de dióxido de carbono del mundo. Su actual presidente Donald Trump, había anunciado en Junio del 2017, la salida del país norteamericano, dejando en duda la viabilidad de alcanzar los objetivos pactados. Pero no todo es negativo, ya que la indignación de muchos norteamericanos los ha llevado a comprometerse a nivel estatal y local en seguir adelante con los objetivos del Acuerdo de París. Estas campañas también le meten presión a otros países principales generadores de emisiones de CO2, como China, Brasil, India y la Unión Europea.