Consejos fáciles para proteger los océanos


Buenas prácticas ambientales

Unámonos al Cambio, Cuidemos Nuestros Océanos

Me atrevería a decir que no conozco a nadie que no se preocupe por el bienestar social, el medio ambiente y específicamente de nuestros océanos. Sin embargo, son contados los que en realidad hacen algo para generar un cambio. Como a muchos, su principal problema es el desconocimiento, pero tampoco hacemos por dónde investigar un poco y aprender por nuestra cuenta cómo contribuir en hacer de este un mejor planeta para todos sus habitantes.

Recordemos que el cambio está en nosotros y por lo tanto es nuestra responsabilidad sacrificarnos un poco y esforzarnos por tener prácticas amigables con el ambiente, así como informarnos y educarnos a nosotros mismos. Hoy queremos compartirles algunos consejos y acciones sencillas que podemos ejecutar para reducir nuestro impacto ambiental.

Turista inteligente

No importa si estás de vista fuera o dentro del país. Siempre que estemos en la playa, la montaña o en contacto con la naturaleza hay que evitar sobre interactuar con esta. Evitar molestar, alimentar o sustraer fauna silvestre. No cortar plantas y ni tan siquiera recoger conchas de la playa y por ninguna razón tire basura.

Transporte alternativo

Trate de caminar más, usar la bicicleta, subir escaleras o usar el bus y dejar el carro en la casa. Todo esto no solo reduce el cambio climático, sino que también nos mantiene con mejor condición física y salud.

Consumo energético

Apague las luces que no está usando. Trate de lavar ropa en horarios de poco consumo energético. Cambie los bombillos por luminarias eficientes. Trate de aprovechar la luz natural.

Pesca Responsable de Costa RicaConsuma alimentos con sello eco amigable

Pueden ser en algunos casos un poco más caros, pero ¿a costas de qué, nos queremos ahorrar algunos colones? El precio que pagamos por consumir alimentos marinos que no fueron desarrollados con buenas prácticas ambientales o de pesca no sustentables afectan severamente los ecosistemas y las poblaciones de peces.

Evite productos de plástico

El plástico es de los principales contaminantes en los océanos. Evite comprar productos empacados en plástico. No use pajillas o aproveche las botellas reutilizables. Cuando vaya a la feria o el supermercado use bolsas de tela y reutilizables en vez de bolsas plásticas.

De crédito a quienes se lo merecen

En el mercado existen opciones para lo que sea que ocupemos, desarrolladas con conciencia ambiental y social. Demos crédito y apoyemos visitando y comprando productos y servicios de restaurantes, locales o industrias comprometidas con el medio ambiente.

Las mascotas cuentan

Aunque parezca mentira hasta lo que consumen nuestras mascotas podría afectar al medio ambiente. Tómese el tiempo y escoja un alimento elaborado con prácticas eco amigable. Además, es vital aprender a manejar sus desechos y desperdicios para evitar contaminación.

Tortuga marina en peligro

La vida marina está en peligro por las malas prácticas humanas.

Educación ambiental

Como siempre hemos insistido, el cambio está en nosotros mismo y es nuestra responsabilidad ejercerlo. Debemos educarnos y aprender a reciclar y manejar los residuos. Estar informados sobre las responsabilidades del Estado en esta materia y ser exigentes con sus entidades. Por ejemplo: por ley todas las municipalidades de Costa Rica tienen que tener proyectos de reciclaje por cantón, pero son pocas las que ejecutan campañas en sus comunidades.

Viva el ejemplo

Cuando empecemos a mejorar nuestros hábitos nos daremos cuenta que no es difícil y el sacrificio es mínimo si lo comparamos con el ahorro económico y los beneficios ambientales que estaremos percibiendo. También, tenemos que incentivar y educar a los demás sobre las bondades de estas prácticas para ellos y el planeta entero. Además, en la medida de lo posible podemos buscar formas de apoyar a las instituciones y organizaciones que luchan por proteger al planeta. Estamos en esto juntos y juntos podemos salir adelante.

 

468 ad