La Vital Importancia de Promover la Pesca Sostenible


pesca responsable de Costa Rica

 

Pesca Responsable de Costa Rica

El pasado mes de Julio del 2017, estuvo marcado por una serie de actividades, conferencias y mesas de discusión donde la Organización de las Naciones Unidas estuvo promoviendo fuertemente la importancia de incentivar la pesca sostenible como parte del gran plan de los Objetivos de desarrollo que este ente ha planteado desde tiempo atrás.

Según afirma la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en todo el mundo se consume más de 100 millones de toneladas de pescado al año, que proporcionan a unos 2 500 millones de personas por lo menos el 20% de su ingesta promedio per cápita de proteína animal. La pesca y la piscicultura resuelven en parte el problema de falta de alimentos cuando hay escasez, incrementando directamente los suministros, proporcionando a las personas proteínas animales muy nutritivas e importantes micronutrientes. Además, ofrecen empleo e ingresos que las personas utilizan para comprar otros alimentos.

Esta aporte es más importante en los países en desarrollo, en especial en los pequeños estados insulares y en las regiones costeras, donde a menudo más del 50% de la proteína animal que consume la población procede del pescado. Por esta razón, Costa Rica ha venido realizando esfuerzos y desarrollando iniciativas que buscan incentivar prácticas responsables y de menor impacto como la pesca artesanal.

Pesca artesanal y sostenible

Costa Rica fortalece iniciativas de pesca artesanal.

En Busca de una Pesca más Responsable y Sostenible

Entendiendo que la pesca responsable no solo promueve la protección de los océanos y su salud, sino que esta juega un rol fundamental en la lucha contra la inseguridad alimentaria, nutricional y la reducción de la pobreza, además de tener un gran potencial para la generación de empleo, impulsar las economías territoriales y reducir la migración rural, es que Costa Rica ha venido fortaleciendo y desarrollando distintas acciones que promuevan mecanismos para aplicar esta actividad en zonas costeras y vulnerables.

Desde el 2015, Costa Rica se convirtió en uno de los primeros países en aplicar el modelo de gestión participativa de los recursos pesqueros  y las directrices voluntarias para lograr la Sostenibilidad de la Pesca a Pequeña Escala (DPPE). Además, ha dado importantes pasos para establecer normativas nacionales con una visión interinstitucional e integradora en beneficio del sector pesquero y acuícola de pequeña escala sobre la base de los derechos humanos, como el Plan Nacional de Pesca y Acuicultura y el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018.

Se fortalecieron las cooperativas y organizaciones de molusqueros, pescadores y acuicultores tanto el Pacífico como en el Caribe y se elaboró un Plan para la Atención Integral del Golfo de Nicoya que concentra el mayor porcentaje de pescadores en el país, para impulsar la mejora de las fuentes de empleo.

Pesca Artesanal en Costa Rica

La pesca artesanal es vital para el desarrollo de las comunidades costeras.

Recientemente, en el mes de junio, el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) y en coordinación con el Instituto de Oceanografía de Fujian (FJIO) de la República Popular de China, desarrollaron una capacitación para pescadores en pesca sostenible y acuicultura marina. El Curso de Capacitación Técnica en Pesca y Acuicultura Marina en Costa Rica, compartió conocimiento técnico, teórico y práctico con acuicultores, funcionarios encargados de la gestión de actividades pesqueras, biólogos marinos, profesionales técnicos, universitarios y propietarios de granjas acuícolas. Además, durante julio en busca de impulsar políticas comunes para fomentar la pesca artesanal en Centroamérica representantes de Incopesca participaron en un Foro desarrollado en Panamá donde se intercambiaron experiencias en pro de socializar el modelo de gobernanza del sector pesquero de Costa Rica y facilitar lecciones aprendidas por Costa Rica.

Estas iniciativas, -aunque importantes- son tan solo el principio de un camino hacia la sostenibilidad de los sectores pesqueros y la protección de los océanos. Como ciudadanos costarricenses es nuestro deber dar seguimiento a los resultados de estas prácticas y ser exigente con el Estado en continuar con el fortalecimiento de estas iniciativas y desarrollar técnicas actualizadas, sostenibles, responsables y de amplio desarrollo económico para las comunidades dependientes de la pesca.

468 ad