Reduce el uso de plástico diario antes que sea tarde para todos


Toneladas de plástico en el mar

8 millones de toneladas de plástico al año caen al océano.

Reducción del Uso de Plástico para Proteger el Medio Ambiente

Básicamente todas las acciones del ser humano generan algún impacto ambiental, sin embargo la huella producida por nuestro diario vivir, es realmente severa y si no mejoramos nuestros hábitos con el consumo de agua, el ahorro energético o el manejo de residuos caseros –entre otros, estaremos condenándonos a nuestra propia extinción.

El plástico es uno de los materiales que está más presente en nuestra vida cotidiana y se ha convertido en uno de los contaminantes con mayor presencia en la tierra y los océanos. Se estima que el plástico tarda cerca de 100 años en degradarse y el proceso para reciclarlo también es contaminante. Además, cada año llegan al océano unas 8 millones de toneladas de plástico, permitiendo que un 50% de las tortugas marinas y el 90% de las aves han consumido plástico al menos una vez.

Muchas naciones, entre estas Costa Rica, están buscando incentivar la reducción del uso de plástico dentro de sus industrias, pero nosotros como individuos también podemos y debemos hacer un esfuerzo por minimizar y ojalá eliminar por completo su uso.

Acciones Sencillas para Reducir el Uso de Plástico

Evite las bolsas de plástico. El proceso de producción de las bolsas plásticas es sumamente tóxico para el ambiente ya que la mayoría se fabrica a partir de petróleo y gas. Se estima que cerca de 200 especies diferentes de animales marinos, incluyendo ballenas, delfines, focas y tortugas mueren a causa de las bolsas plásticas.

El plástico amenaza la fauna marina

Un 50% de las tortugas marinas han consumido plástico.

Remplace las bolsas de plástico por bolsas de tela o material vegetal. Utilícelas para ir a la feria o al supermercado. Si es inevitable utilizar una bolsa plástica, intente reutilizarla en otra cosa. Por lo general las personas utilizan bolsas plásticas para sus desechos caseros. En este caso, procure utilizar bolsas biodegradables o al menos de material reciclado.

Evite comprar agua en botellas de plástico. Es mejor usar botellas de vidrio, acero inoxidable, cantimploras o termos. Las botellas de agua representan uno de los principales problemas de residuos a nivel mundial.

Cambia tus hábitos alimenticios y de consumo. Este puede ser uno de los más difíciles, pero ser selectivo donde comer y comprar tus alimentos es de gran ayuda. Cuando estés en el supermercado evita comprar productos empacados en plástico. Busca opciones que vengan en cartón o vidrio, puede que sean más caros, pero es un pequeño precio a pagar en proporción a la salvación del planeta…

Evite comprar jugos envasados. Es mejor comprar tus frutas frescas y hacer nuestros propios jugos y batidos. Una buena opción es visitar las ferias del agricultor con nuestra bolsa de tela o a los mercados centrales y comprar productos a granel. Sin duda se encuentran mejores productos, de excelente calidad, a precios más baratos y además, apoyamos al pequeño productor.

Evite usar productos desechables, como platos y cubiertos. Si quiere evitar lavar platos después de una fiesta, entonces compre biodegradables. Si por cuestiones de trabajo usted acostumbra comer en la oficina, trate de tener un juego de cubiertos en su escritorio y si come afuera, trate de ser selectivo y dar créditos a los restaurantes con prácticas responsables y amigables con el ambiente.

Otras acciones sencillas son: evitar el uso de navajillas desechables. En vez de usar recipientes plásticos como tuppers, use recipientes de vidrio y por inofensivo que parezca, es indispensable dejar de comer chicle! La mayoría de los chicles no solo contienen plástico en su composición, pero muchas aves tratan de comerlos y se pegan en sus picos, asfixiándolas.

 

468 ad