Si bien los costarricenses contamos con un Centro Nacional de Producción Más Limpia desde 1998, son pocos los avances que el país ha alcanzado en esta materia. El desconocimiento, la falta de información, poca capacitación y apoyo, además de recursos limitados, figuran entra la principales causas del lento desarrollo en este campo.

Comprendiendo la Producción más Limpia

Manejo de recursos por medio de P+L

Costa Rica a paso lento en iniciativas de producción más limpia.

La producción más limpia o (P+L) se define como una estrategia de gestión empresarial preventiva, aplicada a servicios, productos, procesos y organización del trabajo, con el objetivo de minimizar los riesgos para la salud de los seres humanos y el medio ambiente.

Su implementación consiste en la revisión de las operaciones y procesos unitarios que hacen parte de una actividad productiva o de servicios, para encontrar opciones de mejora y la optimización en el uso de los recursos, protegiendo al medio ambiente, al mismo tiempo que se alcanza y mejora la eficiencia, productividad y competitividad de la empresa. Esto incluye hacer un uso eficiente de materias primas y recursos como agua y energía. Además de la disminución de residuos, eliminación de productos tóxicos o peligrosos y la reducción de las emisiones y desechos en la fuente. – Es decir, desde el momento de su producción o elaboración.

Avances de la P+L en Costa Rica

Desde la creación del Centro Nacional de Producción Más Limpia, el Estado costarricense ha trabajado en la implementación de estrategias en P+L en sectores como el metalmecánico, agro-alimentario, plástico, gubernamental, químico industrial, turístico, gráfico, de mantenimiento, aeronáutico, energético (de biocombustibles), distribución y generación eléctrica, construcción, industria cárnica y láctea, farmacéutico y veterinario.

estrategias en producción más limpia Costa Rica

Costa Rica implementa estrategias en producción más limpia.

Sin embargo, después de casi 20 años de existencia y trabajo, los avances no son tan significativos ni notorios como se esperaba. En parte, por la poca información disponible, el desconocimiento y la poca comprensión de sus alcances y beneficios. Beneficios que no solo se ven reflejados en la protección ambiental, sino que resaltan en reducción de costos y mejores rendimientos empresariales.

En busca de fortalecer las iniciativas y la aplicación de la P+L, el Estado costarricense, en conjunto con el sector académico, han desarrollado programas de capacitación dentro de universidades estatales como el Instituto Tecnológico Costarricense, con el fin de capacitar a estudiantes de diversas carreras para que luego apliquen los conocimientos en pequeñas y medianas empresas. También se han desarrollado diversos mecanismos de incentivos como los expuestos en la “Ley sobre las PYME”. Además de diversos premios creados por ley, para galardonar el uso eficiente de recursos, tales como el Premio Nacional de Energía; el Premio Guayacán al Mejoramiento Ambiental, entre otros.

Aún así, muchos empresarios y las mismas Instituciones estatales, temen que la implementación de estas estrategias representen un gasto extra, cuando más bien se ha demostrado que se reducen costos y se mejora su eficiencia y productividad.