Hoy se conmemora el Día Internacional de la Mujer, en este día, todas las mujeres del mundo separadas por fronteras, por diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas, religiosas y políticas, nos unimos para conmemorar una lucha que hemos encabezado por siglos, en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.

 

yaoqi-lai-19621

 

El Día Internacional de la Mujer ubica a las mujeres como artífices de la historia y hunde sus raíces en la lucha por participar en la sociedad en pie de equidad con el hombre. Esta idea surge al final del siglo XIX, sin embargo este año se enfoca específicamente es el papel de la mujer en el tema laboral.

Si ya la globalización, las innovaciones digitales, el cambio climático, y otros factores, continúan transformando el mundo en el que se desempeñan las mujeres, surgen muchísimos retos pero también oportunidades para liberar el potencial económico que tienen es sus manos.

El trabajo femenino ha sido fundamental en el ámbito portuario y pesquero. Mientras las hay trabajando directamente en los puertos; otras en las comunidades pesqueras organizan el cuidado de sus casas, sus familias y su economía con trabajos muy diversos: marisqueo, mantenimiento de las artes de pesca, labores de descarga, subasta y venta de pescado, trabajo manual en las fábricas de conservas, entre otros trabajos.

Millones de mujeres de todo el mundo trabajan, con o sin remuneración, en el sector pesquero. Aunque ellas participan especialmente las ocupaciones anteriores y posteriores a la pesca misma, muchas veces participan en ésta.

De la misma forma, un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) pone de manifiesto que muchas mujeres involucradas en actividades marinas, se enfrentan no sólo a las dificultades habituales de la meteorología, el trabajo duro y las condiciones adversas de navegación, sino también a otros problemas de gravedad como la discriminación, el acoso sexual y la desaprobación de la sociedad, y que con frecuencia, se ven relegadas a ocupar puestos de baja remuneración con escasas oportunidades de ascenso.

 

ben-white-137375

 

Como vemos hay muchos retos que debemos enfrentar aun, las desigualdades están a la orden del día, sin embargo lejos de abstenernos de la lucha y conformarnos, debemos aprovechar las oportunidades que se nos presentan y sacar la cara porque las próximas generaciones, para que sean más inclusivas y pelear por la paridad de género en el trabajo, educación, economía y demás del desarrollo.

 

Fuentes: UNWomen, FAO, Untzimuseoa, OIT, Unplash