Asumiendo los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU


Ecosistemas marinos

Objetivo 14: Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible

 

Desde el 2015 los líderes mundiales de todo el planeta se comprometieron en adoptar 17 objetivos globales trazados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como parte de una agenda de desarrollo sostenible para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad de todos. Estos 17 objetivos que transformarían nuestro mundo, incluyen 169 metas, que se espera marquen la agenda de desarrollo mundial durante los próximos 15 años.

Es y debería de ser para el Estado costarricense una prioridad trabajar con intensidad en desarrollar estos objetivos tanto por el bienestar de nuestra población como por ser un referente mundial en temas de derechos humanos y la protección del medio ambiente.

A pesar de que muchos de los puntos por abordar son una responsabilidad directa de los gobiernos y tomadores de decisiones, en la gran mayoría la responsabilidad es de todos y con pequeños esfuerzos y cambios en nuestros hábitos podemos generar enormes diferencias positivas y acercarnos más a las metas planteadas. Por ejemplo, el Objetivo 14: Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible. Un tema de vital importancia por ser estos motor de los sistemas globales que hacen de la Tierra un lugar habitable.

Sin océanos no hay vida

Objetivo 14 de desarrollo sostenible ONU

El uso sostenible de los recursos marinos es vital para la calidad de vida de todos los habitantes del planeta.

 

Los océanos ocupan tres cuartas partes de la superficie de la Tierra, contienen 97% del agua y representan el 99% del espacio vital del planeta por volumen. Además de los innumerables beneficios ambientales que nos proveen, históricamente, los océanos y los mares han sido cauces vitales del comercio y el transporte. Son el sustento principal de más de tres mil millones de personas que dependen de la diversidad biológica marina y costera, cuyo valor de mercado a nivel mundial se calcula en tres mil billones anuales o cerca del 5% del PIB mundial.

Las precipitaciones, el agua potable, el clima, el tiempo, las costas, alimentos e incluso el oxígeno son regulados por este y la forma en que lo gestionemos es fundamental para la humanidad y para contrarrestar los efectos del cambio climático. El objetivo 14 de Desarrollo Sostenible genera un marco para ordenar y proteger de manera sostenible los ecosistemas marinos y costeros y mejora la conservación a través del derecho internacional. De esta forma se espera:

  • Para 2020, gestionar y proteger de manera sostenible los ecosistemas marinos y costeros.
  • Adoptar medidas para restaurarlos con objeto de restablecer la salud y la productividad de los océanos.
  • Reducir al mínimo los efectos de la acidificación de los océanos.
  • Reglamentar eficazmente la explotación pesquera y poner fin a la pesca excesiva, la pesca ilegal, la pesca no declarada y no reglamentada y las prácticas destructivas.
  • Aplicar planes de gestión con fundamento científico a fin de restablecer las poblaciones de peces en el plazo más breve posible.
  • Conservar por lo menos el 10% de las zonas costeras y marinas, de conformidad con las leyes nacionales y el derecho internacional.
  • Prohibir y eliminar ciertas formas de subvenciones a la pesca que contribuyen a la capacidad de pesca excesiva y la sobreexplotación pesquera.
  • Para 2025, prevenir y reducir de manera significativa la contaminación marina de todo tipo, recordemos que por cada kilómetro cuadrado de océano hay un promedio de 13.000 trozos de desechos plásticos.
  • Para 2030, aumentar los beneficios económicos que los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países menos adelantados reciben del uso sostenible de los recursos marinos, como la gestión sostenible de la pesca, la acuicultura y el turismo.
  • Aumentar los conocimientos científicos, desarrollar la capacidad de investigación y transferir la tecnología marina.
  • Facilitar el acceso de los pescadores artesanales en pequeña escala a los recursos marinos y los mercados.
  • Mejorar la conservación y el uso sostenible de los océanos y sus recursos aplicando el derecho internacional reflejado en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.
protejamos la vida marina

Es vital mejorar nuestros hábitos y hacer un uso responsable de los recursos para proteger la vida de nuestros océanos.

Es hora de tomar conciencia y esforzarnos por ser actores directos del cambio. Ser vigilantes y muy exigentes con las autoridades estatales, para asegurarnos que se cumplan las mejores prácticas en busca de alcanzar estos objetivos. Pero además, debemos mejorar nuestros hábitos y buscar formas de minimizar al máximo el impacto que estos generan. Se considera que hasta un 40% de los océanos del mundo se ven sumamente afectados por las actividades humanas, afectando directamente la calidad de vida de todos los habitantes del planeta.

Océanos Saludables en Costa Rica ¿Ya sos parte de la solución?

Asumamos nuestra responsabilidad. Aceptemos los sacrificios y hagamos un verdadero esfuerzo por generar el cambio. Unámonos en construir un mundo mejor para todos. Que no se quede nadie atrás!

468 ad